El macá tobiano en peligro

Al borde de la extinción

actualidad — por el 07/06/2012 a las 0:09

El macá tobiano acaba de ser ubicado en la última categoría de riesgo antes de la extinción. Se perdió un 80 por ciento de su población en los últimos 25 años. Es una especie que solo habita en la Argentina.

  • Compartir por correo
  • Imprimir este artículo
  • Add to Delicious!
  • Digg it!
  • Tweet This!
  • Share on Facebook
  • Compartir con:


Material registrado por el Laboratorio de Ecología y Comportamiento Animal de Exactas UBA con fines de investigación.

 

Entrevista a Juan Carlos Reboreda
Descargar archivo MP3 de Juan Carlos Reboreda

Entrevista a Ignacio Roesler
Descargar archivo MP3 de Ignacio Roesler

Si no se toman medidas, en diez años el macá tobiano podría desaparecer de la faz del planeta. Este ave que sólo habita en la Argentina, acaba de ser recategorizada internacionalmente en peligro crítico, el máximo nivel de alerta, tras declinar en un 80 por ciento su población en los últimos 25 años, según estudios realizados por investigadores nacionales.

“Esta es la primera especie endémica de Argentina en peligro crítico. Es decir, toda la población a nivel mundial del macá tobiano está en nuestro país”, recalca Juan Carlos Reboreda, profesor de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales de la UBA. “Estamos hablando de una especie cuya problemática de conservación está en manos de argentinos”, agrega.

Cada año -esta vez el 7 de junio- la organización BirdLife International, asesora científica en aves de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza, da a conocer el listado de especies en las distintas categorías de amenaza (vulnerable, en peligro y en peligro crítico, o sea, en alerta roja).  “En diciembre pasado, Ignacio Roesler, becario del Conicet con lugar de trabajo en el Departamento de Ecología, Genética y Evolución, envió un informe a BirdLife International proponiendo que el macá tobiano pase de la categoría “en peligro” a “en peligro crítico” teniendo en cuenta que ha habido una declinación de más de un 80 por ciento de la población de estas aves en los últimos 25 años”, indica Reboreda, y precisa: “El último muestreo en la década del 80 estimaba que había entre 3.000 a 5.000 individuos, y nuestros estudios recientes señalan que la población total no supera los 800 individuos.  En particular, en un conjunto de lagunas en las que se habían registrado en los 80 unos 2500 individuos, en la actualidad había menos de 500”.

Los pocos ejemplares que hoy sobreviven se reproducen en lagunas de altura en las mesetas de la región oeste de la  provincia de Santa Cruz entre noviembre y marzo, para luego volar hasta 500 kilómetros para alcanzar la costa atlántica del sur provincial. De cuello y cuerpo blanco, que contrasta con su lomo negro, el macá tobiano es un ave muy adaptada a la vida acuática. Sus atractivos seducen a numerosos naturalistas de todo el mundo desde hace relativamente poco tiempo, dado que esta ave recién se descubrió en 1974. Justamente este hallazgo tardío es otro componente que centró las miradas en este animal de medio kilo de peso, que en octubre del año pasado fue tapa de WorldBirdwatch, una de las principales revistas de conservación de aves, y motivó una campaña internacional de recolección de fondos para implementar medidas de conservación de esta especie emblemática de la Argentina.

Peligros al acecho

Las causas que motivan la franca disminución de macá tobiano están en pleno proceso de estudio. Las mesetas ubicadas entre los 700 y 1500 metros de altura en el sur argentino son su hábitat natural en el verano.  “Cada una de estas mesetas funciona como una especie de isla y presenta diferentes problemas. En algunas de ellas, la principal problemática se da por la introducción de la trucha arcoiris, que compite por el alimento con estas aves”, explica el biólogo Roesler. En este sentido, Reboreda, doctor en biología e investigador principal del Conicet, puntualiza: “Muchas lagunas fueron sembradas con truchas. En una de ellas, “El Islote”, en los censos del 80 se registraron hasta más de mil individuos de macá tobiano, y ahora no hay ninguno. Es el caso más dramático”.

En esta Patagonia inhóspita y de difícil acceso, no faltan peligros al acecho. Roesler ejemplifica: “En la meseta de Buenos Aires apareció recientemente el visón americano, una especie exótica que se introdujo en la Argentina para criarla en cautiverio y utilizar su piel. Debido a escapes accidentales y a la suelta de visones de establecimientos que cerraron, se transformó en una importante amenaza para varias especies de animales que no tienen respuestas comportamentales apropiadas para defenderse de este sofisticado depredador. Esta especie exótica está expandiéndose rápidamente en cuencas de ríos de la región andino patagónica”. Su voracidad como depredador es sorprendente. “Roesler encontró un ejemplar de visón que mató a 33 ejemplares de una colonia que estaban reproduciéndose. Uno piensa que 33 no es nada, pero 33 en una población estimada de 800 individuos, es un 4 por ciento de la población mundial de macá tobiano depredada por un único individuo de visón”, subraya Reboreda.

A veces los depredadores no son importados, sino autóctonos. “Una especie nativa de la Argentina, la gaviota cocinera, que antes estaba en la costa, ahora está afectando a las aves en la meseta patagónica, a donde llegó siguiendo las actividades humanas”, relata Roesler, sin olvidar mencionar otros posibles motivos de dificultades: “Hay marcadas fluctuaciones en las precipitaciones níveas, lo que resulta en menos agua en las lagunas, o en la velocidad del viento que destruye los nidos flotantes del macá tobiano. Estas fluctuaciones naturales probablemente no hayan sido importantes en el pasado pero en la actualidad, con una población reducida debido a actividades antrópicas, pueden ser un factor de riesgo importante ya que si la especie no logra reproducirse exitosamente durante varias temporadas reproductivas (como aparentemente ocurrió entre 2008 y 2010) podría llegar a extinguirse”.

En medio del silencio patagónico, el canto del macá tobiano es el más sonoro del ambiente.  Pero, muchas de estas voces ya se acallaron para siempre en distintos lugares del mundo. “De las 22 especies de macaes, tres ya se extinguieron y cinco están en alguna de las categorías de amenaza. Es el orden de aves que tiene mayor proporción de especies con problemas de conservación”, advierte Reboreda. El panorama en el horizonte de esta ave en peligro crítico es avisorado por Roesler: “En los próximos diez años hay un 50 por ciento de probabilidades de que se extinga la especie, si no se hace nada al respecto”.

¿Qué se puede hacer para evitar que desaparezca? “Controlar el avance de especies exóticas de diversas maneras”, coinciden en destacar. “Si las truchas son un problema, dejar de sembrarlas”, ejemplifican.

Algunas experiencias ya han dado resultados satisfactorios. En este caso, Roesler llevó adelante una prueba en una colonia de nidificación de estas aves, donde una persona estaba encargada de espantar especies molestas como las gaviotas cocineras. Con estas simples medidas, “en la última temporada reproductiva se logró que una de las colonias de nidificación produjese juveniles (fue el primer caso en los últimos 4 años de nidificación exitosa)”, destaca.

No son las únicas posibilidades que se manejan para evitar que el macá tobiano se extinga. “Hay varias medidas que dan vuelta”, indica Reboreda, del Departamento de Ecología, Genética y Evolución de Exactas y menciona investigadores de esta facultad y de otros centros académicos del país, que están realizando estudios que pueden ayudar a entender el motivo de la declinación de esta especie. “Hay un proyecto para armar un parque nacional a partir de tierras fiscales que incluya las principales lagunas que mantienen poblaciones de macá tobiano en la actualidad, hay un marcado interés de la provincia de Santa Cruz por involucrarse en la conservación de esta especie, hay ONGs como Ambiente Sur y Aves Argentinas, que han trabajado y siguen trabajando activamente en este proyecto.  En ese sentido creo que, a pesar de la gravedad de la situación de esta especie, todavía podemos ser optimistas”, concluye el biólogo.

Tags: , , , , ,
  • Compartir por correo
  • Imprimir este artículo
  • Add to Delicious!
  • Digg it!
  • Tweet This!
  • Share on Facebook
  • Compartir con:

Los comentarios están cerrados.