- nexciencia.exactas.uba.ar - https://nexciencia.exactas.uba.ar -

El Niño y las tormentas que se anuncian

Posted By Carolina Vera On 09/10/2015 @ 11:36 In Blog de clima | Comments Disabled

En años afectados por el fenómeno del Niño las noticias sobre sus consecuencias en nuestro país son abundantes y variadas en los diferentes medios de comunicación. Recientemente se ha comenzado a difundir la posibilidad de que en las próximas semanas o meses aumente la ocurrencia de tormentas severas teniendo en cuenta el evento de Niño fuerte en curso. ¿Qué base científica tienen estas declaraciones?

Las tormentas severas presentan en nuestro país características muy distintivas a nivel global y pueden estar asociadas a la ocurrencia simultánea o individual de fenómenos de alto impacto tales como lluvias intensas en pocos minutos, rayos, tornados, granizo o vientos intensos.  Debido a la naturaleza caótica de la atmósfera, la intensidad y lugar de ocurrencia de una de estas tormentas con sus posibles fenómenos asociados sólo pueden ser pronosticados con no más de una hora de anticipación. Sin embargo, las condiciones meteorológicas que pueden dar eventualmente lugar a que estas tormentas se desarrollen pueden ser pronosticadas con algunos días de antelación como lo difunde cotidianamente nuestro Servicio Meteorológico Nacional.

A su vez, podemos entender cómo se comportan fenómenos meteorológicos como éstos en años particulares, como por ejemplo aquellos asociados con el fenómeno del Niño, analizando los datos históricos.  Dado que en general no se cuenta con los registros históricos necesarios sobre la ocurrencia de granizo o tornados, su comportamiento en años del Niño no está lo suficientemente estudiado. En cambio, sí existen registros de lluvia diaria que han permitido caracterizar aquellos episodios de lluvias extremas y poder entender su comportamiento estadístico en años del Niño.

chances_lluvia_ext_OND [2]

Chances (en %) de ocurrencia de lluvia diaria extrema durante Oct-Nov-Dic de años del Niño

 

Por ejemplo, si consideramos como lluvia diaria extrema aquella  lluvia excesiva que se produce solamente un 10% de las veces que llueve, encontramos que en los años del Niño aumentan las chances de que ocurran en una buena parte del país a un 11 y 15%, aproximadamente como lo muestran los colores azulados y verdes de la figura.  Puede parecer poco mirando aisladamente el número, pero es importante el aumento de las chances teniendo en cuenta el impacto que este tipo de eventos de lluvia extrema producen en nuestra sociedad.

En conclusión, no existen evidencias científicas para poder pronosticar y mucho menos afirmar con antelación de semanas y meses que este año aumentará la ocurrencia de fenómenos meteorológicos de alto impacto como tornados y granizo, entre otros. De todas maneras, teniendo en cuenta que las tormentas intensas típicamente pueden ocurrir en nuestro país en cualquier momento,  sistemas de alerta, como los que viene implementado el Servicio Meteorológico Nacional [3], acompañados con planes de contingencias y prevención establecidos a lo largo de todo el territorio, son imprescindibles para poder estar en buenas condiciones de enfrentarlas y reducir sus impactos. Por otra parte, cabe recordar que las investigaciones muestran que los Niños están asociados principalmente con el aumento de la lluvia acumulada a lo largo de varias semanas o meses que puede resultar en inundaciones, lo que requiere entonces de reforzar las correspondientes medidas de prevención y mitigación.


Article printed from nexciencia.exactas.uba.ar: https://nexciencia.exactas.uba.ar

URL to article: https://nexciencia.exactas.uba.ar/el-nino-y-las-tormentas-que-se-anuncian

URLs in this post:

[1] [ A+ ] : #

[2] Image: http://nexciencia.exactas.uba.ar/wp-content/uploads/2015/10/chances_lluvia_ext_OND.png

[3] Servicio Meteorológico Nacional: http://www.smn.gov.ar/?mod=pron&id=51

© Copyright 2014 — nexciencia.exactas.uba.ar. Todo el material de esta web puede ser utilizado completo o en parte citando correctamente la fuente de procedencia.