Grupo de Neurobiología Comportamental

Recuerdos que mienten un poco

laboratorios — por el 01/10/2014 a las 14:16

Aunque creemos que los recuerdos permanecen intactos, investigadores demostraron que no son inalterables. Pero, ¿esto quiere decir que “recordamos” cosas que no sucedieron? Los científicos sostienen que recordar un evento puede modificar ese recuerdo.

  • Compartir por correo
  • Imprimir este artículo
  • Add to Delicious!
  • Digg it!
  • Tweet This!
  • Share on Facebook
  • Compartir con:

 

El grupo está enfocado en entender cómo puede modificarse una memoria en el tiempo. Para ello, los investigadores utilizan dos modelos experimentales muy diferentes: el cangrejo Neohelice granulata y el ser humano.

El grupo está enfocado en entender cómo puede modificarse una memoria en el tiempo. Con ese fin, los investigadores utilizan dos modelos experimentales muy diferentes: el cangrejo Neohelice granulata y el ser humano.

“Dentro de las ciencias de la vida, las neurociencias han sido uno de los campos de mayor crecimiento en los últimos años. Nuestro Laboratorio de Neurobiología de la Memoria es un fiel reflejo de este proceso”, comienza Pedreira. El laboratorio, fundado en 1984 por el Héctor Maldonado, centró sus estudios sobre los procesos de memoria del cangrejo Neohelice granulata. Desde entonces, los procesos de memoria fueron estudiados desde diversos abordajes por los diferentes grupos del laboratorio.

“Nuestro grupo está enfocado en entender cómo puede modificarse una memoria en el tiempo. El sólo recordar un evento puede causar modificaciones sobre la memoria inicial”, explica Pedreira. En los últimos años, su grupo ha hecho importantes hallazgos en lo referente a los mecanismos y funcionalidades de este proceso. “Para explicarlo de una manera más gráfica, imaginemos a las diferentes memorias de nuestra vida como cajas cerradas. En ocasiones, un determinado episodio puede abrir alguna de estas cajas y, por un tiempo limitado, es posible poner en orden o modificar su contenido antes de cerrarla nuevamente. La apertura de la caja se conoce como el proceso de labilización de la memoria, lo que lleva a abrirla es el recordatorio, y la reorganización del contenido es la reconsolidación. Esta capacidad de modificar recuerdos implica la actualización de la información previamente almacenada ya sea por incorporación de nueva información o fortaleciendo la información anteriormente guardada. Nos interesa conocer las condiciones que permiten iniciar el proceso de reconsolidación, los mecanismos neuronales asociados y  sus funciones biológicas”, detalla Pedreira.

Para ello, los investigadores utilizan dos modelos experimentales muy diferentes con los que abordan diferentes aspectos de los procesos de memoria, y analizan la universalidad de los fenómenos que estudian: el cangrejo Neohelice granulata y el ser humano. “El cangrejo puede formar una memoria asociativa muy robusta, denominada memoria contexto-señal, que puede durar incluso hasta cinco días, la cual resulta muy apropiada para estudiar procesos de plasticidad”, explica Pedreira. Mediante el uso de herramientas farmacológicas, como por ejemplo inyecciones que estimulan e inhiben receptores, trazaron un perfil de los neurotransmisores involucrados en el proceso de reconsolidación. También identificaron las condiciones determinantes para que la memoria pueda modificarse. “Una condición fundamental para que ocurra el proceso de labilización es que al recordarlo se detecte una incongruencia entre la memoria del evento previamente experimentado y el evento actual. Es decir, cuando recuerdo lo que aprendí, tiene que haber algo diferente para que la memoria se ponga en juego y sea susceptible a ser modificada” afirma la investigadora.

Para la línea de investigación en seres humanos, el grupo utilizó diferentes tipos de tareas de aprendizaje. En un caso, los participantes deben asociar pares de sílabas sin sentido; en otro, deben incorporar una serie de palabras nuevas con un significado asociado; otro implica asociar palabras conocidas a imágenes relacionadas. “Diseñando diferentes experimentos comportamentales, hemos comprobado que es posible labilizar la memoria y modificarla, y también demostramos que la reconsolidación permite que las memorias se fortalezcan. Actualmente nos proponemos establecer correlatos neurofisiológicos mediante el uso de técnicas de neuroimágenes (resonancia magnética funcional) y trazas electroencefalográficas (EEG)”, relata Pedreira.

Si bien el enfoque de la investigación se enmarca en la llamada ciencia básica, del trabajo del grupo pueden surgir nuevas herramientas tanto biomédicas, en el diseño de nuevas estrategias terapéuticas, como en el campo educacional, en la creación de herramientas que permitan mejorar el aprendizaje y la memoria de los alumnos.

El proceso de reconsolidación podría aplicarse en nuevos protocolos terapéuticos para modificar o “borrar” memorias asociadas con trastornos de ansiedad, adicciones o memorias traumáticas. “Un punto no menor en el diseño de estas nuevas terapias es que posiblemente las memorias asociadas a desórdenes emocionales (como por ejemplo el trastorno de estrés postraumático) serían, por sus características, muy difíciles de labilizar. Por eso deberán buscarse diseños que permitan la apertura de tan fuertes recuerdos”, sostiene Pedreira. Por otra parte, si la reconsolidación sirve para fortalecer memorias, podría utilizarse como estrategia en terapias de rehabilitación cognitiva fortaleciendo, por ejemplo, las memorias de uso diario y mejorando así la calidad de vida de los pacientes.

De izq. a der.: María Jimena Santos, María Agustina López, Luz Bavassi, Rodrigo Fernández y Laura Kaczer. Parados:  parados: María Eugenia Pedreira y Santiago Cortasa.

(De izq. a der.) Adelante: María Jimena Santos, María Agustina López, Luz Bavassi, Rodrigo Fernández y Laura  Kaczer. Atrás: parados: María Eugenia Pedreira y Santiago Cortasa.

Grupo de Neurobiología Comportamental, Laboratorio de Neurobiología de la Memoria

(Departamento de Fisiología y Biología Molecular, IFIBYNE, CONICET)

2do. piso, Pabellón II, 4576-3300, interno 431.

Página web:  http://www.ifibyne.fcen.uba.ar/new/temas-de-investigacion/laboratorio-de-neurobiologia-de-la-memoria-lnm/neurobiologia-comportamental

Dirección: Dra. María Eugenia Pedreira

Investigadores: Dra. Laura Kaczer, Dra. Cecilia Forcato

Becaria Posdoctoral: Dra. Luz Bavassi

Tesistas de doctorado: Lic. Rodrigo Sebastián Fernández

Tesistas de grado: María Agustina López, Santiago Cortasa, Jimena Santos

Tags: , , , ,
  • Compartir por correo
  • Imprimir este artículo
  • Add to Delicious!
  • Digg it!
  • Tweet This!
  • Share on Facebook
  • Compartir con:

Los comentarios están cerrados.